La temporada de invierno en la Cuenca y sus inolvidables salidas

El invierno trae consigo el frío y los ecos con el final del año. Cada región de Francia ofrece inolvidables salidas de invierno llenas de nostalgia. La cuenca de Arcachon no es una excepción y resulta ser rica en actividades al aire libre cuyo ambiente toma una visión completamente nueva en invierno gracias a sus detalles de la costa. La oportunidad perfecta para tomar un gran soplo de aire fresco al final del día para abrir el apetito ante un buen chocolate caliente gourmet. Paseos en el mar o en tierra, descubrir los paisajes más bellos para visitar en invierno en la cuenca.

 

Paseos de viento fresco en la playa

La playa en invierno es una verdadera oportunidad. La temporada trae consigo calma y serenidad permitiendo una verdadera renovación de las actividades a realizar junto al mar. 

A primera hora de la tarde, en el regreso de un ajetreado día en la oficina o a primera hora de la tarde los fines de semana, pasear a lo largo de las vastas extensiones de arena en invierno ofrece una belleza incomparable a la Laguna de la Cuenca. 

Da un paso adelante para disfrutar de un magnífico panorama en la cresta de la duna de Pilat.

 

Un viaje en barco desde la cuenca

Arcachon rima con paseos en barco. Contribuyen al encanto de la ciudad. ¿Qué podría ser mejor que un paseo a mediados de diciembre? Los tonos invernales que se reflejan en el agua acompañados de la salida de las aves migratorias aportan un ambiente cálido y poético a esta región del suroeste.  

Con su termo de chocolate caliente o café a bordo en la bodega, es una oportunidad para disfrutar de la vista mientras se encuentra perdido en el movimiento de las olas. 

 

Un paseo en la naturaleza con colores púrpuras

El invierno es la próxima vez que es otoño. Los colores púrpuras de los árboles y las hojas caídas en el camino esperan sus paseos en el bosque. Todo lo que faltaba era el olor del invierno entrelazado con el de los pinos. 

El invierno en la Cuenca significa tomarse el tiempo para observar la nieve creando un fino mantel en los pocos granos de arena que quedan en los bosques, en la entrada de la Cuenca de Arcachon en la extensión del Pointe du Cap Ferret y la Dune du Pilat. 

Además, su patrimonio está lleno de historia preservada durante más de una década, biodiversidad y una madera de gran valor. Qué cualidades sería una pena no aprovecharse.

 

El encanto de la Arcachonnaise persiste durante el período invernal y tiene activos importantes. Entre respiraciones reales de aire fresco permitidas gracias a la proximidad a la naturaleza y al reencuentro familiar: los paseos de invierno son sinónimo de momentos inolvidables y cálidos a pesar del frío. 

Además de los hermosos paisajes que redescubrimos esta temporada, ¡es también la fiesta de Navidad que reúne a jóvenes y mayores lo que se acerca rápidamente! En la Cuenca, las calles son calentadas por el mercado de Navidad, la degustación de ostras y la inimitable llegada de Santa Claus en barco en el SeaFront.